Artistas

Ramón Casas Carbó

Barcelona, 1866 - Barcelona, 1936

  • Julia

    c. 1915

Ramon Casas es quizá el artista más polifacético y fecundo del modernismo catalán, ya que además de pintor, fue un extraordinario y prolífico dibujante, ilustrador y cartelista.

Nacido en Barcelona el 5 de enero de 1866, fue durante su primera formación artística discípulo del discreto pintor Joan Vicens i Cots (1830-1886), realizando en 1882 su primer viaje a París, ciudad por la que se sentiría cautivado de inmediato, y donde estudiaría con el gran retratista de la burguesía parisina Carolus-Duran (1837-1917).

En 1884 viaja a Granada y empieza a presentar sus obras a exposiciones colectivas en Barcelona. Junto a Santiago Rusiñol (1861-1931) realiza en 1889 un viaje en carro por toda Cataluña y al año siguiente se instala en París junto con otros jóvenes artistas catalanes, en el Moulin de la Galette.

Incansable expositor durante toda su carrera, desde allí envía sus obras a la Sala Parés de Barcelona, donde expondrá a partir de entonces ininterrumpidamente durante treinta años junto a sus íntimos amigos Rusiñol y el escultor Enric Clarasó (1857-1942).

Vuelto a Barcelona, en junio de 1897 funda Els Quatre Gats y al año siguiente recibe una primera medalla en la Exposición General celebrada en esa ciudad por el cuadro Salida de la procesión del Corpus de la iglesia de Santa María del Mar (Barcelona), siendo también premiado entonces por sus diseños de carteles de Anís del Mono.

Fundó las revistas de arte Forma y Pèl & Ploma, en las que publicó innumerables dibujos, muchos de ellos retratos de las personalidades más significativas de los círculos intelectuales de su tiempo, de los que llegó a realizar más de seiscientos, gran parte de ellos conservados hoy en el Museu Nacional d’Art de Catalunya por donación del pintor y calificados con toda justicia por Pantorba como «los mejores retratos al carbón que se han hecho en España».

En 1902 acaba la decoración de Círculo del Teatro del Liceo de Barcelona, y ese mismo año consigue una primera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes con su famoso cuadro Barcelona. 1902, más conocido como La carga, sin duda una de las pinturas más sobrecogedoras y modernas de su producción, a caballo entre la crónica histórica y el realismo social.

Viaja en 1908 a Estados Unidos, donde fue solicitado para retratar a las personalidades más ilustres de la sociedad americana y obtuvo tal éxito que hubo de repetir la visita en 1924. También visitó en 1910 Europa central, falleciendo en Barcelona el 29 de febrero de 1932.

José Luis Díez