Artistas

Valentín de Zubiaurre

Madrid, 1879 - Madrid, 1967

  • Costa vasca al atardecer

    c. 1949
  • Paisaje al atardecer con dantzaris

    s.f.

Nació en Madrid, en 1879, tres años antes que su hermano Ramón. Su padre fue compositor y maestro organista de la Capilla Real. Aunque los dos fueron sordomudos, recibieron una educación avanzada que les permitió superar esa deficiencia. Se formó, como su hermano, en la Escuela de Bellas Artes de la Real Academia de San Fernando de Madrid, donde ingresó con quince años, después de haber recibido clases del pintor Daniel Perea, también sordomudo. Fue discípulo del paisajista Carlos de Haes y de los pintores Muñoz Degrain, Ferrant y Moreno Carbonero. Obtuvo una sólida preparación a la que contribuyó su conocimiento del Museo del Prado, donde copió a los maestros. Acabados sus estudios viajó con su hermano por Francia, Países Bajos e Italia. En 1902 recibieron una beca de la Diputación de Vizcaya, lo que les permitió instalarse en París, donde estudiaron en la Académie Julian, conocieron la pintura moderna y se interesaron por el impresionismo, aunque sin recibir apenas su influencia, debido al peso de su formación académica y a sus preferencias por los primitivos flamencos e italianos, y entre los españoles coetáneos Ignacio Zuloaga, y, en menor medida, Darío de Regoyos. Participante asiduo en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, obtuvo varias medallas (segunda en 1908 y primera en 1917). También recibió galardones de instituciones extranjeras y logró premios importantes en certámenes internacionales de los primeros diez años del siglo, así entre otros, en Múnich, Buenos Aires, Bruselas, San Francisco, San Diego y Universidad de Panamá. La década de los años veinte y hasta la Guerra Civil española fue la época de mayor éxito internacional de ambos hermanos, ya diferenciados estilísticamente, Ramón más colorista, Valentín más clasicista, pero sin rigideces académicas. Tras la guerra, Valentín siguió en Madrid, mientras que su hermano vivió en América hasta 1951. El reconocimiento oficial en España de su trayectoria artística se asentó con su nombramiento como académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1945 y culminó con la medalla de honor en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1957. Murió en Madrid en enero de 1963. Sus pinturas más características representan escenas costumbristas vascas y castellanas, de un realismo al que el hieratismo de las figuras y sobre todo el color tiñen de un cierto simbolismo.

Ángel Llorente Hernández