Artistas

Baldomer Galofre i Giménez

Reus, 1849 - Barcelona, 1902

  • Acampada en las faldas del monte

    c. 1895

Nacido en Reus, su familia se traslada a Barcelona donde se forma en la Escuela de la Llotja como discípulo de Ramon Martí i Alsina. Más tarde amplia estudios en Madrid, en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando y, después de una breve estancia en Salamanca, se presenta a los concursos convocados por el Gobierno español para estudiar en la Academia de España, en Roma, consiguiendo el segundo puesto en la especialidad de paisaje.

En 1874, instalado en la Ciudad Eterna, asiste a las clases de la Accademia Chigi y estudia desnudo con modelo tomado del natural. Admirador de Fortuny, le sigue hasta Nápoles cuando aquél estaba en Portici, convirtiéndose a partir de entonces en uno de los máximos continuadores del fortunismo de carácter luminista. Durante sus estancias en el sur de Italia también hizo amistad con Domenico Morelli, los hermanos Palizzi y Eduardo d’Albono, entre otros, quienes influyeron en el concepto paisajístico del pintor catalán.

A causa de una serie de enfrentamientos con el director de la Academia de España, José Casado del Alisal, se le retira la beca durante seis meses y expone en su estudio el trabajo de su último año como pensionado, obteniendo una amplia acogida entre los artistas y la crítica de la ciudad. Con su marchante, Adolphe Goupil, el mismo que había tenido Fortuny, obtiene importantes éxitos internacionales. Expone también en el Salon de París y en la Royal Academy de Londres. En 1884 viaja a Barcelona para exponer en la Sala Parés y vuelve a Roma para continuar su trayectoria pictórica, salvo largas temporadas pasadas en Nápoles y Venecia. A partir de aquella fecha, viaja continuamente a España y expone con éxito en Milán, Turín y Roma. Hacia 1890 se encuentra ya instalado en España, pintando principalmente temas costumbristas. En esa época se dedica a viajar por toda la Península con el objetivo de plasmar sus costumbres y publicar sus trabajos en una obra titulada La España pintoresca. Las revistas de la época, principalmente La Ilustración Artística, dan razón de la empresa del pintor y publican numerosos dibujos suyos.

Son célebres sus exposiciones en Múnich, Viena, Berlín, Londres, París y Roma. Muere en 1902 cuando tenía cincuenta y tres años. Un mes más tarde se le rinde homenaje en el Museu de Belles Arts de Barcelona.

Carlos González y Montse Martí