Orilla del Guadaíra con barca
Emilio Sánchez-Perrier

Orilla del Guadaíra con barca

c. 1890
  • Óleo sobre tabla

    31,7 x 40,6 cm

    CTB.1997.1

  • © Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

La escena se desarrolla bajo la luz del mediodía andaluz. Una pareja de campesinos orillan una barca de remos a un banco de arena, en los laterales del cauce calmo y espejeante por la retención de las azuladas aguas del río Guadaíra. La orilla se ribetea de una densa vegetación de tarajes, zarzas y sauces, salpicada de chopos con hojas nuevas que se decoran sobre un sutil cielo de primavera; a lo lejos se dejan ver las alturas de roquedales y arbustos sobre el alcor.

Plena de aciertos pictóricos y delicadezas visuales, la obra mantiene un tono fotográfico que revela un modo más allá de lo real, de analizar la objetividad, incorporando una ejecución virtuosa de lo asimilado y entendido desde la percepción misma. Confirma en el caso de Sánchez-Perrier a un pintor ya plenamente moderno, preocupado por entender y sentir la objetividad de raíz positivista, a la vez que su trascripción pictórica, insertada en un conjunto unitario y armonioso de la composición.

Ciertos rasgos de la ejecución y esquemas compositivos sugieren un estudio de paisajismo histórico holandés, a la vez que la asimilación del carácter general que tuvo el paisaje desarrollado durante el predominio del naturalismo académico de los Salones parisinos, donde nuestro pintor participará con regular asiduidad.

Juan Fernández Lacomba

>