Vista de Cádiz
Manuel Barrón y Carrillo

Vista de Cádiz

1854
  • Óleo sobre lienzo

    58,5 x 93 cm

    CTB.2001.18

  • © Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

En esta vista de Cádiz, tomada desde el lugar extramuros de Punta de Vaca, es de destacar el aire de veduta napolitana, en la que el amplio plano de mar desempeña un papel fundamental en la composición. Presenta un perfil en perspectiva de la ciudad en una animada escena con personajes en primer plano, con trajes polícromos y tipos populares de pescadores cercanos al espectador. Un hecho frecuente en esta clase de vistas, donde siempre se incorporan unos modelos de personajes que se identifican con un país; así, tipo y paisaje –en este caso ciudad– quedan asociados como dos expresiones fundamentales del carácter cultural de un lugar y su sociedad. De hecho, se convierten en elementos significativos de paisajes, muy en consonancia con la tradición romántica de valoración e interés hacia los tipos populares, que identifican culturas y territorios; muy utilizados en las pinturas de vistas cultivadas por Barrón.

Cádiz fue, con su activo puerto y con sus inexpugnables defensas del siglo XVIII, no sólo metrópoli de las colonias americanas, sino también ciudad de referencia de modernización, lugar del desarrollo de una nueva sociedad y cuna, en muchos sentidos, de las nuevas ideologías que cambiaron el devenir histórico a lo largo del siglo XIX. El papel desempeñado por la ciudad, y su importante burguesía, es en ese sentido indiscutible, especialmente en relación con la aparición y difusión de la ideología liberal.

Con toda probabilidad el lienzo obedezca a un encargo de algún hacendado, comerciante o alto funcionario de tradición ilustrada, o de alguna sociedad del tipo de las, entonces muy dinámicas, Sociedades Económicas de Amigos del País. Este paisaje de Cádiz se debe, como el anterior Puerto de Málaga, otra ciudad de semejantes características y con una sociedad similar a la gaditana, a una demanda particular consecuencia de la identificación de significados elementos de la burguesía local con la ciudad: es decir, con el paisaje y los escenarios en que se desenvuelve su actividad económica y social. Por otro lado, la composición de Barrón se basa, muy al pie de la letra, en la vista litografiada de Cádiz por Chapuy, editada en 1830 en París como Vue d’optique, siguiendo una empresa de representación geográfica muy propia de la Ilustración, y perteneciente a L’Espagne. Vues des principales villes de ce royaume.

Juan Fernández Lacomba