Pensamiento y debate

22 Jornadas DEAC 2024. "Otro lugar"

From 19 to September 21, 2024
22 Jornadas DEAC 2024. "Otro lugar"
  • Otro lugar
    Procesos, límites, relaciones

     

    Desde el museo como otro lugar y un lugar más, queremos proponer un encuentro alegre, tranquilo y productivo para activar juntas las reflexiones, corporalidades y emociones que nos implican en nuestro trabajo, con la fortuna de poder desarrollarnos con él y las ansiedades de no poder desarrollarnos con él.

     

    Este año, celebramos una nueva edición de las Jornadas DEAC en el Museo Carmen Thyssen Málaga. El comité científico ya está trabajando en las líneas conceptuales, con entusiasmo y los humores del cuerpo en vibración. Serán unas jornadas diferentes, asegurado. Si puedes, reserva las fechas, pronto publicaremos los detalles del programa.

  • Days and times:

    19, 20, 21 de septiembre de 2024

  • Information and enrolment:

    Para más información escríbenos a 22deac@carmenthyssenmalaga.org

  • Participants:

    Destinado a profesionales de la educación, mediación, programación y gestión cultural en Museos u otras instituciones culturales, así como a todas aquellas personas de la comunidad educativa y artística que se sientan interpelados por los contenidos propuestos.

Fotografía: "Lugares fértiles", proyecto de Pilar Soto para "Residencias de arteducación 2018" en el Museo Carmen Thyssen Málaga.

Puntos de partida
Un museo es otro lugar, con sus reglas específicas, sus condiciones de espacio y tiempo. Sus contradicciones internas siempre en lucha para intentar posibles ideas de cuidado, de identidad, de formas de proceder y relacionarnos con las personas implicadas en los procesos de aprendizaje, de desarrollo de la creación actual y el pensamiento crítico y artístico en diálogo con el patrimonio conservado.

Un museo es otro lugar, a veces un lugar “marciano”, a ojos de una densa parte de la ciudadanía. Pero también un museo es, sencillamente, un lugar más, otro más. Una célula con vida propia pero interdependiente de todas esas otras células que, en diálogo perpetuo, dan lugar a un organismo capaz de respirar. Sin las conexiones entre éste y el resto de lugares, sin esa llamada porosidad, el museo pierde su riqueza como otredad y sus cometidos bienintencionados se vacían de contenido y o se llenan de contenido vacío.

Atravesaremos los contenidos teniendo presente tres claves conceptuales: los procesos, los límites y las relaciones.

Los procesos y el tiempo
Siempre decimos que lo importante es el proceso, no el resultado. El transcurso, el cómo suceden los aprendizajes o la creación. Nos preguntamos por cuáles son las fases por las que transitamos hasta llegar a ese otro lugar deseado, con posibilidades para la frustración, la satisfacción o la ambivalencia. Queremos saber del proceso para poder acompañarlo con respeto, para no violentar los momentos inciertos, el ensayo-error, esa actitud ludens, imprescindible para el crecimiento. Hablar de los procesos es hablar del tiempo, del devenir de lo que sucede.

Los límites y el espacio
Recordamos al clásico Maturana, para evidenciar que la vida sólo es posible si existen unos límites que la contienen. Sin la membrana que rodea a la célula, su interior no puede organizarse para respirar, no se conectan las acciones de cada elemento, se dispersan y no existe creación.

Sin la capacidad de contener, no hay contenido. La importancia de ese sostenedor nos interesa mucho ahora. Porque reconocemos nuestra dificultad para asumir los límites sin sufrir los malestares de la impotencia.

No ser poderosas como valor. Las posibilidades de lo pequeño, frente al reto de “petarlo”. Hablar de los límites es hablar del espacio, de la base de lo que sucede.

Las relaciones y el contenido
Los cuerpos viven en relación. Las personas que trabajan en los museos se relacionan entre sí y con aquéllas que vienen a participar en él. Éstas, a su vez, se afectan entre ellas, a veces intermediadas con y por el hecho artístico. Nos preguntamos sobre las condiciones y naturaleza de esas relaciones y los ejes de poder que las estructuran. ¿De qué hablamos cuando hablamos de horizontalidad, democratización, cuidados o comunicación no violenta?
Pensamos que la forma en que nos relacionamos detona el contenido. Es más, creemos que el contenido son las personas y sus diversas maneras de entrar en relación. Hablar de las relaciones es hablar del contenido, del sentido de lo que sucede.

--

Comité científico
Eva García
Pilar Soto
Carmen Palacios
Sara Buraya
Equipo interno

Equipo interno de trabajo
Elisabeth Aparicio
Belén Brasa
Lola Delgado
Eva Sanguino